Diferencias entre tejido Ratiere y tejido Jacquard

Mas de una vez me encuentro con clientes que confunden  las diferencias entre Jacquard y Ratiere, por tal motivo e decidido hacer este resumido artículo, como para aclarar un poco las diferencias entre ambos tipos de telas.

En principio y antes de comenzar, voy a referirme en este artículo solo a la fabricación de telas planas (las que se fabrican con telares con trama y urdimbre) ya que en tejido de punto (con agujas que forman mallas) también hay telares Jacquard.

El telar (plano), consiste en varios hilos de urdimbre, que pasan cada uno por una malla. Estas mallas están sujetas al cuadro. Para hacer un tejido, al menos tienen que haber dos cuadros. Llamemos cuadro 1 al que tiene las mallas que lleva los hilos  impares y cuadro 2 a los hilos pares. En el primer golpe del telar, vamos a imaginar que el cuadro 1 que lleva los hilos impares (por ejemplo el hilo numero 1, 3, 5 etcétera está abajo, y el cuadro 2 arriba (con los hilos numero 2, 4, 6, etcétera), en ese instante hay una abertura que se llama calada y es por ahí dentro que se pasa el hilo que llamamos la trama. Una vez que se insertó la trama por algún medio (pinza, lanzadera, aire, agua o proyectil),  el batán, que es una bancada de movimiento alternativo que lleva sujeto el peine por el que pasan todos los hilos impares y pares uno al lado del otro, se cierra, dejando la trama apretada al tejido e inmediatamente ahora sube el cuadro numero 1 y baja el numero 2, formando nuevamente otra calada por la que se volverá a insertar otra pasada de trama. Esto se hace continuamente en el telar al formar el tejido. Para hacer este sencillo movimiento de cuadros, por ejemplo alternativamente una vez pares y otra impares estaríamos tejiendo el ligamento básico tela o tafetán. Este movimiento se puede hacer con un juego de excéntricos y el telar ya viene preparado para ello. Otros diseños sencillos de fabricar son la sarga (tres cuadros, uno baja y dos suben alternativamente, formando una diagonal), el canvas o panamá (suben 2 cuadros, bajan dos cuadros). Hasta aquí, movimientos sencillos que se pueden hacer con excéntricos.

En el caso que necesitamos hacer un diseño de tejido en donde tengamos que manejar un grupo de hilos en distintos momentos, como por ejemplo hacer cuadros o rombos, rayas formadas con varias pasadas, etcétera, sería imposible hacerlo con excéntricos. Para este caso se inventó la maquina Ratiere. Esta máquina, conocida como la primer computadora, esta a un costado del telar (arriba o abajo), hay máquinas que usan papel perforado para por medio de un lenguaje binario (perforado abajo, sin perforar arriba), o sistema de plásticos intercambiables (hoy las máquinas modernas se manejan con computadora y software). Con la máquina Ratiere lo que vamos a comandar son los cuadros. Generalmente hasta 20 cuadros y si agregamos un remetido especial (la pasadura de hilos de urdimbre), obtendremos una gran cantidad de combinaciones para obtener diseños muy elaborados.

Si queremos subir la apuesta a tal punto de tejer dibujos mas complejos, imposibles de hacer con el movimiento de un conjunto de hilados de los cuadros, como seria el caso de un animal, flores, hojas, etcétera, ya necesitamos el movimiento de hilo por hilo, y es aquí en este caso que se usan las maquinas Jacquard, que son instaladas por sobre el telar a cierta altura del mismo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *